Recibe en tu mail las novedades del blog

miércoles, 31 de octubre de 2012

Cupcakes de miedo... Halloween ¡¡Booooo!!

Pues sí, lo he dicho muchas veces, que a mi esto de halloween pues como que no me llama mucho la atención la verdad, pero con esto del mundo respostero, no me he podido resistir y donde dije digo, digo diego jajajaja.
Además con tal de mantener mis niveles de azúcar (altísimos últimamente) cualquier excusa es buena :)
Aquí va la receta para unos cupcakes de vainilla y otros de chocolate con el buttercream de vainilla, muy ricos ambos aunque yo como siempre me quedo con el de choco jijiji..

Para el bizcocho:

·         100 ml de aceite suave
·         200 gr de azúcar
·         200 gr de harina
·         3 huevos
·         2 cucharaditas de levadura
·         60 ml de leche (lo podéis sustituir por yogur de sabores, o nata ummmmm)
·         Para el de chocolate añadimos 60 gr de chocolate sin azúcar (el de lata Valor por ejemplo)
·         Para los de vainilla 1 cucharadita de extracto.

Para el buttercream:
·         250 gr de mantequilla sin sal
·         300 gr. de azúcar glas
·         1 cucharadita de extracto de vainilla
·         3 cucharadas de leche
·         Colorante en pasta naranja de SK (para las calabazas)
Para la decoración:
·         Fondant blanco
·         Rotulador negro comestible
 
En un bol batimos el aceite con el azúcar (mucho, hasta que se integren bien) y a continuación añadimos los huevos uno por uno. Vamos añadiendo la harina poco a poco (previamente mezclada con la levadura).
Añadimos la leche y seguimos batiendo bien para que se vaya mezclando.
Separamos la masa en 2, para que una sea con el extracto de vainilla y la otra con el chocolate.



Repartimos la masa en los moldes y los metemos en el horno (previamente habrá estado calentando) durante 20-25 minutos aproximadamente.
Mientras se hornean, preparamos la buttercream.
Mezclamos todos los ingredientes en un bol y batimos a velocidad baja durante 1 minuto y luego subimos a velocidad alta durante otros 5 o hasta que la mezcla se vuelva cremosa y blanca.
Una vez hechos los cupcakes los dejamos enfriar en una rejilla. Esto es importante porque si no hacemos esto, el vapor que se acumula puede hacer que los papelitos se nos despeguen y quedará mal y te sentirás muy frustrada porque ya no quedarán tan bonitos como tu esperabas (se nota que a mí me ha pasado alguna vez, no? humfff)
Luego lo separamos en 2 partes, para decorar 6 de un color, y otros 6 de otro.

Para los de calabaza escogí colorante de SK en pasta naranja.


Con un palillo vamos añadiendo el colorante hasta conseguir la intensidad de color que queramos.

Para los cupcakes de ojos sangrientos (a mí me recuerdan a los ojos de un zombie) escogí la boquilla de Wilton que hace el efecto pelo y los ojos son de pasta de fondant… simplemente hacemos una bola y otra más pequeña para el iris. Luego con un rotulador negro comestible como este pintamos el iris y listosssssss.

 A mi el que más me gusta es el monstruito con los dos ojos  y la nariz… me recuerda a los cerditos del juego de Angry Birds jajajajaja.



Un beso y que paséis un felíz día/puente.
Pues eso... que me podéis seguir también por Facebook
Muaaaaaaaaa


2 comentarios:

  1. Pero q artista, Flor!!!! Deberíamos hacer cupcakes de Mordor!!! Del logo q todo lo ve... (con letras chorreantes)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arantxa! prometo que un día hago unos cupcakes temáticos (de hecho voy a hacer una sección de peticiones), seguro que con su buena dosis de chocolate también están buenísimos jajaja

      Eliminar